23 de febrero de 2017

Confesión

El policía entró en la casa en la que se había cometido el crimen, era un afamado experto; solo él podía encontrar una colilla oculta por una cortina, sólo él podía señalar el pomo de la puerta y esperar que se hallasen huellas, sólo él podía recorrer la casa y contar todo lo que había pasado allí, punto por punto.
Todos lo miraban, le escuchaban en silencio, atentos y sorprendidos, absortos e incrédulos.
Una vez acabada la reconstrucción de los hechos, le arrestaron dándole las gracias por haberles llevado de prueba en prueba de un modo tan eficaz y eficiente, evitando de este modo hacerles perder el tiempo. 

20 de febrero de 2017

Transporte urbano

O mala digestión de pasajeros.

16 de febrero de 2017

Judas y el amor

Pronto descubrió que el amor que Él predicaba era opuesto a la exclusividad que él pretendía; por eso le traiciono. Y como quizás no tuviera otra oportunidad, eligió un beso para dejarlo.

13 de febrero de 2017

Victoria

El día que el último hombre murió, la guerra contra los robots tocó a su fin; y un instante después, sin haber tenido tiempo para disfrutar la victoria e incapaces de vivirla, los artilugios mecánicos se pararon, huérfanos de misión.

9 de febrero de 2017

Seremos nada

La carta que encontraron junto a su cuerpo, en la que dejó escrito que nadie era responsable de su muerte, es lo que me ha librado de la cárcel. Que piensen lo que quieran, que hagan lo que crean más adecuado, sé que yo fui quien la mató, quien durante años le minó dándole motivos y razones para querer acabar cuanto antes, quien empujó la mano con la que no dudó en abrirse las venas hasta que la sangre brotase.
Nadie la ha querido más y, también, nadie la ha hecho más daño. Jugué sin pudor con sus sentimientos sólo para sentirme amo y señor de todos sus actos y, ahora que ya no está, me doy cuenta de que sin ella no he sido ni seré nunca nada.
Creo que voy a seguirla. No quiero que se me escape.  

6 de febrero de 2017

La boca agua

El verano vino seco como pocos. Las barcas se bebieron el estanque hasta agotarlo y ahora, olvidadas e inservibles, yacen en el lecho de barro, extienden sus remos como lenguas acartonadas y sueñan con charcos.

2 de febrero de 2017

Juguetes

Estuvo analizando los pros y los contras una vez más. Incluso hizo unas listas bastante pormenorizadas esperando que le ayudasen.
Las ventajas de provocar un fin del mundo eran, sin lugar a dudas, innumerables. De hecho, si lo pensaba bien, sólo había  una cosa que le impedía seguir adelante: la seguridad de que Padre le castigaría con crear otro mundo quizás en menos tiempo y usando chatarra en vez de barro, mientras le repetía aquello de ser responsable y hacerse cargo de las criaturas que uno voluntariamente había creado
Así que, en cuanto lo pensó un poco más, encontró que no tenía ni las ganas ni la energía como para empezar desde cero; dejó que las profecías pasasen una detrás de otra, permitió que ese pequeño mundo siguiese su curso y, a imagen y semejanza de los hombres, hizo lo que había hecho siempre, mirar hacia otro lado y hacer como si todo aquello no fuese con él.

30 de enero de 2017

Héroes

Durante años recibí las palizas e intenté salvarlo. Hoy mi hijo es el hombre que ha echado a su padre de casa, sin golpes, sin sangre.

27 de enero de 2017

Huida inconsciente

Oyó una voz diciéndole que se despertase y la asaltaron imágenes de golpes e insultos. Poco después el susurro se elevó y alcanzó en su mente la consistencia de grito.
Tuvo miedo y eligió hundirse.
Algunas respiraciones después, dormía profundamente escapando tanto del lacerante dolor como de la urgente llamada.
Nunca supo si aquello eran sueños o recuerdos, nunca supo si estaba loca o tenía miedo. Lo importante, lo único importante, es que dejó de soñar o de recordar, sumiéndose para siempre en un instante largo, lleno de calma, eterno. 

23 de enero de 2017

Volatilizado

Debieron de ser los ajos de las angulas que cené. En cuanto me mordió empezó a perder la compostura, a consumirse y a hacer como gárgaras. En unos minutos se había evaporado dejando a mis pies un traje y una capa.

20 de enero de 2017

Todos extraterrestres

ilustración de Paloma Hidalgo
          -No sé qué problemas ves, Jenny, será una fiesta de Navidad como ha habido otras y nada más.
-¿Cómo puedes estar tan seguro? Esto no tiene nada qué ver con la que organizaron los Sakura el año pasado, o la de los Abdel ya hace dos; tampoco con la de los hindús del cuarto derecha, ¿te acuerdas?
-Los Mishka, los del cuarto derecha son los Mishka; y fue una celebración fantástica. Tú misma lo dijiste.
-Que sí, que lo fue. Pero ahora es diferente. Lo he comentado con algunos vecinos y no soy la única que piensa de este modo
-Entonces, ¿qué propones?, ¿que nos quedemos en casa, solos, viendo la tele? Yo no podría, Jenny, de verdad que no podría. Nuestra familia aquí, en este país que no es el nuestro, somos toda esa gente, los Sakura, los Salom, los Juárez y los que vengan.
-Pero´… este año ha de prepararla el del primero interior y…
-¿No es educado? ¿Ha ocasionado algún problema?
-No, no es eso, pero es que…
-¿Qué miedo tienes, mi amor? ¿Acaso temes acabar volando en bicicleta sobre el parque?

(microrrelato escrito para Esta noche te cuento, en su convocatoria con el tema ”emigrantes”)

17 de enero de 2017

Revista La Oca Loca

Tras haber quedado finalista del certamen Picapedreros con “Separaciones que no”, descubrí que el verdadero premio era poder ser articulista de la revista La Oca Loca (revista del centro penitenciario de Daroca) y decidir no dejar pasar la oportunidad.
Hoy empiezo esta andadura con “Victoria”.

Seguiremos informando.

16 de enero de 2017

Ser carabina

Siempre con el punto de mira puesto en el aleteo de las manos.

13 de enero de 2017

Caníbales

Volvieron a repasar la profecía aunque estaban seguros de haberla interpretado bien durante siglos. Al cabo de un tiempo una niña habló y dijo: “No puede ser él, es imposible; le gané al parchís”.
Ya sin dudas, se lo comieron y siguieron esperando pacientemente al siguiente mesías, deseando que estuviese más gordo y… no lo fuese.

9 de enero de 2017

Regeneración

Ese maravilloso viaje que le habían prometido, ese destino, ¿era éste? No quería protestar, pero empezaba a sentirse engañado. Intuía ahora, demasiado tarde, que nada le compensaría las horas de rezos y de buenas obras, que los ejercicios espirituales habían sido en vano, que el amor y el placer le estarían para siempre vetados y que el estado supremo y definitivo de dicha era cuando menos decepcionante.
Dios, ¿era esto el Cielo?
Comprobó entonces, con sorpresa, que el viaje no había acabado, que volvía sobre sus pasos y que, aun habiéndose equivocado de religión, iba felizmente a reencarnarse.